BOLETIN # 3 LATIN_AM.gif (2138 bytes)                    page 11


Propagación del vetiver por Método In-Vitro

 

"Pasto Vetiver para la Protección del Ambiente y otros Usos - Experiencias de Tailandia", publicación de la Primera Conferencia Internacional del Vetiver, Febrero, 1996, Chiang Rai - Tailandia.

La propagación in-vitro del vetiver se debe de hacer en agar agar (un material de gelatina), bajo condiciones de nutrientes (alimentos), con luz y temperatura controlada. Utilizando esta metodología, se pueden producir rápidamente millones de tallitos de vetiver que muestran el mismo comportamiento y vigor (clones). Estos tallitos tienen la ventaja de que las nuevas cepas y su producción es mucho más rápida. Estas características favorecen enormemente su uso en la conservación del suelo y del agua.

Método de Propagación In-Vitro

La propagación del vetiver in-vitro se debe hacer seleccionando las cepas de las plantas sanas de vetiver, libres de insectos y plagas. Posteriormente se prepara la cepa de la siguiente manera:

  1. se lava bien con agua limpia;
  2. se eliminan las hojas dejando solo la parte interna;
  3. se mantienen en una incubadora;
  4. se esteriliza la superficie con una solución de EtOH 70% por espacio de 3 a 5 minutos;
  5. luego se remueve la capa exterior y se esteriliza con Cloro 20% y con un "agente humidificador" 0.1 ml. por espacio de 15 minutos;
  6. posteriormente se elimina la próxima capa y se procede a limpiarla lavándola 3 veces con agua destilada, y esterilizada;
  7. prepare la cepa para cortarla en secciones de 1.5 a 2.5 cm, y deje en cada sección una yema lateral; y
  8. cultive cada sección en un medio MS con todos los minerales, vitaminas, azucares, etc., tal como lo indica Murashige y Skoog (1962), y aplique la hormona BAP (N6 Benzylaminopurina) de concentracion molar de 10M/L para inducir el desarrollo de la yema terminal.

La primera etapa durara de 2 a 6 semanas aproximadamente, dependiendo de la condición de la cepa. Primeramente, la yema terminal crecerá y posteriormente lo hará la yema lateral seguida de un brote lateral.

Luego se trasladan las cepas a un nuevo medio, en donde la concentración del BAP está reducido a 5 µ /1 y la solución de IBA (acido-3-indolebutirico) de concentración 0.4 µ /1 se obtiene para acelerar el crecimiento de las yemas. Los brotes que se obtienen serán pequeños pero en grandes cantidades. En esta etapa las plantulas aun no tienen raíces. Cuando se tienen bastantes brotes, las raíces se inducen en un medio en el cual se cultiva MS sin hormona con IAA al 0.5 µ /1. El brote seguirá creciendo y desarrollándose y entre la segunda y cuarta semana, este desarrollara las raíces.

Después de cuatro semanas, las plantas se lavan para quitar el gel de agar sumergiéndolas en un fungicida y posteriormente se trasladan a una bandeja plástica con una mezcla (1:1) de arena y cascara de arroz. Las bandejas se colocan en viveros los cuales se mantienen en condiciones óptimas de humedad con una intensidad de luz del 50%. Después de dos semanas, se le aplica urea en proporción de 30 g por 20 litros de agua y esta se vuelve a aplicar dentro de cuatro semanas. Las plantitas se trasplantan en bolsas plásticas, y en cuatro semanas más estarán listas para la siembra en tierra natural. En un año, una cepa de vetiver puede propagarse en alrededor de 6500 a 7000 cepas utilizando el método in-vitro. BV

(Redactado por Katia Cruz; San José - Costa Rica)

return