Boletín Vetiver Numero 5

 

               Indice


  • Nota de los Coordinadores
  • Cartas a la Red
  • Información sobre el uso del zacate vetiver en el cantón de San Ramón, Alajuela
  • Programa de pequeñas donaciones
  • Sociedad Conservacionista Aragua Promoviendo la protección ambiental usando el vetiver en la región central de Venezuela
  • Barreras de gramíneas en el cultivo de yuca en laderas: Patrones de enraizamiento y dinámicas del crecimiento de las raíces
  • Estudio del comportamiento del vetiver (Vetiveria zizanioides, (L) Nash) en diferentes condiciones agroclimáticas y de manejo
  • El Uso del pasto vetiver en la bio-ingeniería para el mantenimiento de las carreteras
  • Vetiver en sistemas de café orgánico
  • Conservación de suelo y agua en la agricultura de ladera
  • Producción de viveros en contenedores
  • Vetiver para el control de erosión por inundaciones

 


 

Nota de los coordinadores

El Director de La Red Mundial de Vetiver, Richard Grimshaw, en cooperación con las redes nacionales y regionales desarrolló una propuesta "Vetiver 2000", que fue enviado más de 30 donantes potenciales. La propuesta es para financiar un programa que apoyaría en la introducción acelerada del uso de vetiver para la conservación, bio-ingeniería y bioremediación.. El programa duraría tres años (de 1999 - 2001) y financiaría: el mantenimiento de las redes nacionales y regionales; el desarrollo de redes nuevas; y donaciones para co-financiar el trabajo de grupos y organizaciones interesados en promover y probar el uso de vetiver; y el desarrollo de servicios técnicos puntuales para apoyar con iniciativas nuevas y participar en capacitaciones y talleres. En la ejecución del programa las redes nacionales y regionales tendrían las responsabilidades de selección, canalización de financiamiento y supervisión de las donaciones a grupos y organizaciones.

Porque no hay seguridad que La Red será exitosa con esta propuesta, nos gustaría solicitar sugerencias de nuestros socios sobre fuentes potenciales para mantener a la Red Latinoamericana. El costo anual mínima de operación de La Red varia entre $2000 y $3000 para 2 a 3 boletines y costos de correos, fotocopias, suministros de oficinas, alquila del apartado de correo, etc. Obviamente, con más recursos la Red podría tener mayor impacto por ejemplo, por canalizar recursos a sus socios en apoyo a las iniciativas que Uds. están llevando a cabo.


Nueva publicación sobre vetiver en portugués

Con apoyo de La Red, el ONG "CIERS-ES" (Centro Integrado de Educação Rural - Espiritu Santo) publicó un librito sobre vetiver, en Portugués para Brasil. El librito fue desarrollado por el uso de agrónomos y extensionistas y contiene informacion traducido a Portugués para la primera vez del libro de la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU., ‘Vetiver - a thin green line against erosion’. La Red puede proveer copias de la traducción. La publicación de librito de CIERS-ES está esperado en los próximos meses. También, tenemos copias de una hoja informativa de vetiver en Portugués "Capim Vetiver para conservação do solo e da água" que podemos ofrecer a nuestros socios.


La Red en el Internet

Con el fin de mantener nuestro base de datos actualizado, queremos solicitar a nuestros socios con correo electrónico que ellos nos comunican con sus direcciones a: [email protected] También, en el sitio de la RLV (bajo construcción) se puede encontrar información, en español, sobre el vetiver. La dirección es: https://www.vetiver.org/LAVNsite.htm


Fondos del Banco Mundial

Para información sobre el ‘Programa de Pequeñas Donaciones’ del Banco Mundial ver página 4. El artículo incluye una descripción del programa y la información necesaria para rellenar las solicitudes presentadas.


Premios de la Red Vetiver

¡ No se olviden ! La fecha limite para nominaciones para recibir "Premios de la Red de Vetiver para Investigaciones Innovadores y el Desarrollo de la Tecnología" ha sido prolongado al 30 de Septiembre de 1998. Les recomendamos que hagan nominaciones lo más pronto posible para los premios (en total vale US$60.000 incluyendo el Premio de Rey de Tailandia). Los detalles aparecieron en el Boletín Vetiver No. 3, páginas 12 a 13. Este no es solamente una oportunidad ganar dinero, pero también es una oportunidad contar el mundo qué Uds. han hecho y que cosas nuevas han ejecutado. Les recomendamos que incluyan fotos con sus documentos por que "las cuentan mejor que palabras".


Cartas a la red

Brasil - De Joachim Boehnert, CIERs - ES, Nova Venécia, Espiritu Santo:

En nuestros centros de ‘CIERs - Centros Integrado de Educação Rural" hemos enfocado más en la multiplicación de vetiver en viveros pequeños. El año pasado iniciamos las primeras demostraciones en parcelas de los padres de nuestros estudiantes (quienes son agricultores pequeños), y principalmente en cafetales. Desafortunadamente, nuestros esfuerzos fueron limitados debido a una sequía prolongada que afectó a mucho del país, incluso nuestro estado norteño de Espirito Santo.

En fin, pudimos también apoyar a otras organizaciones (como el REBRAF, una organización interesado en vetiver para sus proyectos con pequeños agricultores en el estado de Rio de Janeiro) y otros socios de la Red de Vetiver por proveerlos material vegetativo de vetiver.

Ahora contamos con disponibilidad de proveer pequeñas cantidades de vetiver en nuestras zonas de trabajo: el sudeste de Brasil que incluye el área del norte de Bahia, Espirito Santo, partes del Minas Gerais, el estado de Rio de Janeiro, y partes del estado de Sao Paulo. He observado que se encuentra el vetiver más en el norte y noreste del país y casi nunca en el sudeste o sur del país. Nuestras primeras plantes obtuvimos del estado de Pernambuco (en el noreste) y el parte central del Bahia porque no encontrábamos vetiver cerca de allí. Por eso, la tecnología de conservación de suelos y aguas con vetiver no es muy bien conocida y la demanda por la planta es aún poca. Entonces, el interés en vetiver mostrado por una organización como REBARF, uno de los ONGs más importantes en Brasil en agroforestería y conservación de recursos naturales, es muy importante.

(En otra comunicación, el Ing. Boehnert nos contó que en Pernambuco las autoridades responsables para caminos han usado el vetiver por más de 30 años para estabilización de carreteras nuevas y que, en Bahia el vetiver está usado en la ceremonia de Kandomble para preparar el agua del baño por el buen olor de las raíces.)

Ecuador - De Maria-Eliza Manteca Oñate, Presidente - Fundación Golondrinas:

Desde hace un mes entramos en la segunda fase de nuestro trabajo de promoción: contactar las instituciones en Ecuador que operan en conservación de suelos en la zona entre 2000 m.s.n.m. y 0 m.s.n.m. Les ofrecemos 20 cepas de Vetiver gratis, más el material de información.

México - De M.V.Z. Sergio Zapata Domínguez, Coordinador del Área Agric. del Proyecto Bosques de Niebla y Desarrollo Rural, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas:

Les escribo para agradecerle los datos que nos mandaron para poder conseguir el pasto vetiver, a la vez que les comunicamos que pudimos conseguir con éxito algunas macollas. Actualmente se han sembrado como barreras vivas en las parcelas de los compañeros campesinos de dos comunidades, el pasto tuvo buena aceptación y los resultados en lo que se refiere a adaptación, reproducción etc. se los haremos llegar posteriormente.

De M.C. José Víctor Tamaríz Flores y Dr. Jesús Ruiz Careaga, Departamento de Investigación en Ciencias Agrícolas, Instituto de Ciencias, Universidad Autónoma de Puebla:

Agradezco mucho la respuesta a nuestra solicitud de información sobre los investigadores de vetiver en México y en el estado de Puebla ...

Nuestro Departamento inició un proyecto en la Sierra Norte del Estado y entre los objetivos esta la creación de áreas de referencias donde aplicaremos un sistema de medidas para la explotación de zonas con un equilibrio ecológico frágil. En ello está contemplado la conservación de los suelos mediante la aplicación de técnicas vegetativas y el empleo del Vetiver, utilizado por nosotros durante tres años en plantaciones de café, constituye una medida fundamental para nuestros objetivos.

De Juan Gallardo Valdez, CIATEJ, Guadalajara - Jalisco:

Recientemente me incorpore al Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), donde por conducto del Dr. Marco Antonio Martínez Sosa me entere de las cualidades del Vetiver y de su capacidad de adaptación a ciertas condiciones geográficas.

Pertenezco a la División de Patología y Biotecnologia Ambiental, área del CIATEJ que se dedica a la investigación y a la prestación de servicios profesionales en las ramas de Impacto Ambiental, Caracterización y Manejo de residuos, Estudios de riesgo, entre otras. Actualmente estamos monitoreando el comportamiento del Vetiver en dos pequeñas parcelas con un numero reducido de plantulas (50), con objeto de contar con informacion sobre su capacidad de adaptabilidad, sobrevivencia y periodo de desarrollo, ya que pretendemos en coordinacion con el Dr. Martinez, inducir el cultivo del vetiver en áreas sujetas a actividades de extracción de materiales geológicos (Jal, Arenas, Tobas, Brechas, etc.) en la región central del estado de Jalisco, ya que debido a dicha actividad año con año se pierden grandes áreas agrícolas y de agostadero con un alto potencial, mismas que paulatinamente se urbanizan en forma irregular y en la mayoría de los casos se convierten en basureros.


Información sobre el uso del zacate vetiver en el cantón de San Ramón, Alajuela - Región Central Occidental, Costa Rica

Por Omar Cruz Rodríguez, Presidente ARDAO (Asociación Ramonense para el Desarrollo de la Agricultura Orgánica). Todos las fotos gracias al Ing. Cruz Rodríguez.

Desde hace más de 50 años en la Región Central Occidental de Costa Rica, esta planta graminea ya se conocía como zacate "pacholí" por sus raíces aromáticas, que eran utilizadas como repelente de la "polilla" en los roperos y en estantes de libros, pero no se encontraba cultivado en barreras contra la erosión sino en macollas aisladas.

Recientemente, en 1994, recibimos en la comunidad de Bolívar un curso de "Conservación de suelos", impartido por el Instituto Nacional de Aprendizaje - I.N.A., en la persona del Ing. Agr. Fernando Valverde, este instructor dio mucho énfasis sobre la importancia del zacate Vetiver como barreras vivas de contención de suelo en terrenos de laderas cultivados de maíz, hortalizas, café, frijoles y otros. Es en este curso en que por primera vez usamos el nombre de ‘Vetiver’ y aprendimos a usar el codal y el clinómetro para el trazado de líneas a contorno para la siembra del zacate Vetiver y así construir las barreras vivas para la conservación de suelos y agua.

Visitamos fincas aledañas donde había macollas aisladas de zacate Vetiver y se nos enseñó a separar las cepas en tallos individuales para ser sembrados en forma de "pata de gallo" o triangular en pequeñas distancias de 10 a 15 cm entre cada tallo también se practicó el uso en semicírculos para terrazas individuales en plantaciones de árboles frutales, asimismo en el borde superior de canales a contorno de ladera. Ahora, quienes hemos recibido este curso y otras informaciones posteriores, estamos convencidos de las bondades en la retención de suelos y aguas de escorrentía y en múltiples usos del Vetiver.

En meses recientes, hemos recibido una información diversa y profusa de parte de la Red Latinoamericana de Vetiver en revistas, libros y audiovisuales, por lo que les estamos muy agradecidos y a la vez nos comprometimos a extender toda esta información a los agricultores de esta Región.

A continuación pasamos a informar sobre las visita a cuatro fincas en que están sembrando el zacate Vetiver para conservación de suelos.

Finca Agroforestal ALCRUBE S.A., propiedad de la Familia Cruz, y ubicada en la comunidad de Calle León, distrito de Santiago, San Ramón. En esta finca recién se inició el uso del zacate Vetiver con una barrera inicial de 100 metros lineales, en un terreno de suelo franco-arenoso y arcilloso-arenoso, con temperaturas que oscilan entre los 19º a 28º C, con una altitud de 1050 m.s.n.m. La barrera se trazó siguiendo curvas de nivel en un terreno ondulado de 10 a 15% de pendiente. Tiene dos años de sembrado con una altura entre 1 y 2 metros; aquí comprobamos la efectividad en la protección del suelo, en donde se cultivan hortalizas en terrazas de banco.

En esta finca se tiene el interés de seguir con el cultivo del zacate Vetiver, a partir del mes de junio del presente año, en una parcela de la finca de 1.5 ha que está dedicada al café y otra de 1.0 ha dedicada al cultivo de hortalizas y el resto que suman un área de 6.5 ha están cubiertas de bosque primario, el cual está debidamente protegido así como su fauna silvestre.

Finca propiedad de Marcial Pérez, ubicada en la comunidad de Bolívar del distrito de Piedades Norte, San Ramón. En esta comunidad es donde existe desde hace más de 60 años el Vetiver, que se ha encontrado en macollas aisladas.

El señor Pérez, es uno de los agricultores que recibió el Curso del I.N.A. en 1994 sobre Conservación de Suelos con barreras de Vetiver y así fue que de su propia finca obtuvo los tallos de semilla y los sembró en hileras de contorno, en un terreno con una pendiente de un 15%, en donde se siembra maíz, frijol y hortalizas, el tipo de suelo es franco-limo-arenoso y tiene unos cuatro años de sembrado, con unos dos metros de alto en unos 150 metros lineales. Esta finca está ubicada a una altitud de 1100 m.s.n.m. y con temperaturas entre los 18º y 26º C.

Finca de Evello Pérez Rodríguez, ubicada en la Comunidad de Bolívar, distrito de Piedades Norte, San Ramón. Aquí se utiliza el zacate Vetiver en el borde superior de los taludes de unos planteles para la construcción de casas.

Tiene 4 años de sembrado el zacate Vetiver y se va a ampliar el cultivo de barreras de conservación en su finca, ya que ha dado excelentes resultados en la retención de taludes. El zacate tiene una altura de 1.5 m en un terreno franco-arenoso.

Finca de la Empresa Sol y Verde S.A., ubicada en la comunidad de La Guaria del distrito de San Isidro, San Ramón. El gerente Ing. Agr. Ricardo Gutiérrez, nos permitió el recorrido de la finca con la asistencia de su Administrador, quien nos fue mostrando los setos de zacate Vetiver sembrados en barreras dobles a ambos lados de canales de desagüe, los cuales se mantienen libres de sedimentos y de cualquier otro material de obstrucción. También, tienen barreras en las áreas de cultivos de dracaenas, zicas, cola de caballo y otras plantas ornamentales. Además, cuentan con más 1000 metros lineales de zacate Vetiver y otras áreas de macollas como semilleros, para la venta de material vegetativo a precios al alcance de pequeños y medianos productores, que ya comienzan a utilizarlo en otras partes del país (Ver "Fuentes de Material Vegetativo" en este Boletín).

Esta finca tiene sembrado Vetiver en los taludes de la llamada "Carretera Vieja", en cuyo frente hay una Gruta de un Santuano Religioso que gracias al Vetiver mantiene un naciente que provee de agua a dicha gruta.

Esta es una finca modelo en el cultivo del zacate Vetiver, sus suelos son francoarcillosos y cuenta con temperaturas entre los 19º y los 27º C.

El material vegetativo lo obtuvieron de macollas dispersas en fincas de Bolívar y la Esperanza del distrito de Piedades Norte de San Ramón.

Finca de Francisco Cruz, ubicada en la comunidad de Bolívar distrito de Piedades Norte, San Ramón. En esta finca, cuando fue comprada por este propietario se encontró varias macollas de zacate Vetiver, pero no le dio ningún uso, sino después de haber recibido el curso de Conservación de Suelos, en el que conoció la importancia del Zacate Vetiver para la protección de los suelos y fue cuando empezó a hacer las barreras vivas en un terreno ondulado de un 10% de pendiente que está cultivado de café y árboles frutales. En donde está ubicada esta finca la temperatura oscila entre los 19º y 27º C y está a una altitud de 1050 m.s.n.m.

Es importante recalcar, que el zacate Vetiver es excelente para la conservación de suelos, además, de que soporta periodos prolongados de sequía, sin ningún problema de pérdida de plantas.


Programa de pequeñas donaciones del Banco Mundial

¿En qué consiste el Programa?

El Programa de pequeñas donaciones se creó en 1983 con el fin de ofrecer al Banco Mundial un medio de promover el dialogo y la difusión de información sobre el desarrollo internacional en foros ajenos a sus propias operaciones. Durante el ejercicio económico de 1997, se otorgaron a 60 organizaciones diferentes de todo el mundo donaciones por un valor total de US$700.000.

¿Quién puede presentar una solicitud?

Toda institución con sede en un país en desarrollo e interesada en el desarrollo puede solicitar una donación. No obstante, el Programa de pequeñas donaciones prefiere prestar apoyo a organizaciones sin fines de lucro, no gubernamentales ni académicas.

¿Qué tipos de actividades reciben apoyo?

Las actividades respaldadas por el Programa de pequeñas donaciones promueven el dialogo y la difusión de información sobre el desarrollo internacional. Estas actividades son, en la mayor parte de los casos, conferencias y seminarios, ediciones especiales o costos iniciales de publicaciones, materiales audiovisuales u otras iniciativas innovadoras de interconexión que las organizaciones pequeñas muchas veces no pueden financiar con los presupuestos de su programa ordinario. Las actividades de donación se centran en los problemas del desarrollo socioeconómico, como la reducción de la pobreza, la protección del medio ambiente, el perfeccionamiento de los recursos humanos y el desarrollo del sector privado. Se adjuntan mas adelante algunos ejemplos de actividades respaldadas por el Programa.

¿Cuál es la magnitud de las donaciones concedidas?

La mayor parte de las donaciones son por un monto de US$10.000 a US$15.000. A veces se conceden donaciones mas pequeñas, pero son raras las de mayor volumen. El Programa de pequeñas donaciones no financia casi nunca más de la mitad del presupuesto estimado de una actividad y, por ello, prefiere que sus donaciones contribuyan a generar contribuciones adicionales de otras fuentes. Se pide a las organizaciones solicitantes que describan de qué forma una donación del Banco Mundial podría ayudarlas a recaudar fondos de otros donantes.

¿Cómo se conceden las donaciones?

Las donaciones son concedidas por un Comité de pequeñas donaciones, integrado por representantes de diversos departamentos del Banco Mundial. Las solicitudes son seleccionadas y examinadas por el personal del Banco Mundial antes de su presentación a dicho Comité.

Cómo se evalúan las solicitudes

El Comité de pequeñas donaciones examina las solicitudes de acuerdo con los siguientes criterios:

¿Promoverá la donación un dialogo útil y/o la difusión de información sobre el desarrollo internacional?

¿Se trata de una donación para una actividad especifica?

¿Se trata de una actividad que se terminará en el plazo de un año?

¿Se utilizará la donación para generar apoyo adicional de otros donantes?

¿Se utilizaron satisfactoriamente las anteriores donaciones a esa organización (si corresponde)?

¿Se trata de una institución que merece apoyo del Banco Mundial?

¿Qué actividades reciben prioridad?

Si bien todas las solicitudes evaluadas favorablemente de conformidad con esos criterios podrían recibir en principio una donación, el Comité de pequeñas donaciones concede prioridad a las siguientes propuestas:

Actividades que se desarrollaran en más de un país;

Actividades que promueven vínculos activos y relaciones de cooperación con diversos grupos de agentes, como la población local, ONG, gobiernos, el sector privado, los organismos internacionales de ayuda, etc.;

Actividades orientadas no sólo a identificar un problema, sino también a buscar una solución al mismo;

Solicitudes que se reciben entre seis y doce meses antes de la actividad a que se destina la donación y que puedan acreditar que el apoyo inicial del Banco Mundial ayudara a generar apoyo adicional de otros donantes; y

Solicitudes de organizaciones que no han recibido apoyo del Programa en años anteriores (las organizaciones no pueden recibir dos donaciones en un mismo ejercicio económico).

¿A qué actividades no se asignan donaciones?

No se otorgan donaciones del Programa de pequeñas donaciones en los siguientes casos:

Programas de investigación

Programas oficiales de capacitación académica

Proyectos operacionales

Apoyo institucional habitual

Becas o programas de estudio

Personas que presentan una solicitud en nombre propio, aun cuando sea para viajes o estudios

Cómo solicitar una donación

El Comité de pequeñas donaciones se reúne aproximadamente cada dos meses. Como se necesitan varios meses para tramitar una solicitud, las organizaciones interesadas deberán presentar su solicitud seis meses antes de la fecha de la actividad para la que se pide la donación. Los solicitantes deben tener presente que la competencia por las donaciones es intensa y, dada la limitación de los presupuestos, el Programa de pequeñas donaciones no puede atender todas las actividades valiosas para las que se reciben solicitudes.

Las solicitudes deberán enviarse por correo o por fax a:

Mr. Peter G. Hemsch
Coord. del Programa de pequeñas donaciones

Desarrollo Social

The World Bank

1818 H Street, N.W.

Washington, D.C. 20433 USA

Tel: (202)473-3501 / Fax: (202)522-3247

E-mail: [email protected]

 

Información necesaria para rellenar las solicitudes presentadas al Programa de pequeñas donaciones

El Programa de pequeñas donaciones, del Banco Mundial, no tiene un formulario oficial de solicitud. No obstante, todas las peticiones deberán incluir información sobre lo siguiente:

 

Por Favor, rellene la lista de comprobación abajo:

I. Información sobre la actividad para la que se solicita la donación

Descripción detallada de la actividad propuesta

Presupuesto e información sobre cómo se sufragaran los costos (incluido el monto de financiamiento solicitado del Programa de pequeñas donaciones)

Otros posibles contribuyentes/donantes (con inclusión de los montos comprometidos, si es posible)

Programa o plan de acción detallado (incluidas las fechas probables)

Destinatario(s)

Personas invitadas, participantes y/o portavoces (con inclusión de las listas de nombres, si es posible)

Resultados previstos/acciones complementarias

II. Antecedentes de la institución solicitante

Antecedentes (fecha de constitución, objetivo/misión, etc.)

Estructura orgánica (tipo de organización, etc.)

Dirección (nombre de los miembros de la junta, cargos, etc.) y personal (personal remunerado, voluntarios, etc.)

Miembros (quiénes son, cuantos son, etc.)

Programas/proyectos/actividades recientes

Publicaciones

Informe anual

Presupuesto anual y fuentes de ingreso (cuotas, donaciones, servicios por honorarios, etc.), con inclusión de una lista de los donantes anteriores

III. Apoyo adicional y anterior respaldo del Banco Mundial

Apoyo adicional: Explique en que forma la donación del Banco Mundial podría ayudar a generar apoyo adicional (financiero o en especie) de otros donantes para la actividad propuesta.

 

Anterior respaldo del Programa de pequeñas donaciones: Adjunte un informe final sobre el resultado de anteriores actividades respaldadas por el Programa de pequeñas donaciones, así como un estado financiero detallado sobre el uso de los fondos de las donaciones del Banco Mundial (si corresponde).

IV. Contactos con organizaciones

Banco Mundial: Facilite información sobre contactos anteriores con el Banco Mundial (si corresponde), con inclusión de los nombres del personal del Banco familiarizados con la organización solicitante.

Institución solicitante: Adjunte una carta de solicitud firmada y el nombre, dirección y números de teléfono y de fax de la persona de su organización a través de la cual se efectuaran los contactos con el Programa de pequeñas donaciones. Si envía la correspondencia por fax, sírvase indicar el numero total de paginas transmitidas.


Sociedad Conservacionista Aragua - Promoviendo la protección ambiental usando el vetiver en la región central de Venezuela

Por Dr. Oscar Rodríguez, Sociedad Conservacionista Aragua y Universidad Central de Venezuela, Maracay, Venezuela. Fotos gracias al Dr. Rodríguez.

La Sociedad Conservacionista Aragua (SCA) de Maracay, Venezuela, recibió unos fondos de apoyo para el financiamiento de proyectos de la Red Mundial del Vetiver (TVN) para ONGs en Mayo, 1997. Su proyecto: "El Vetiver, Una planta para la protección ambiental" promueve el uso del vetiver a través de talleres que resaltan las extraordinarias ventajas del vetiver como barrera viva para el control de la erosión, extendiéndose hacia otras aplicaciones en la protección ambiental y sus usos de tipo utilitario, y también promueve el desarrollo de viveros y parcelas demostrativas en áreas agrícolas inestables o degradadas.

Durante el período Mayo-Diciembre 1997, el proyecto organizó tres talleres en el que participaron más de 100 personas, se realizó una visita a un lugar del país donde el vetiver es abundante y se prepararon y publicaron materiales impresos para los talleres y demás actividades del proyecto. El proyecto y el Dr. Oscar Rodríguez, su coordinador, fueron premiados con el gran premio EUREKA por su trabajo durante la exposición EUREKA´97 en Noviembre de ese año.

A continuación se presenta un resumen de las actividades de la SCA relacionadas con la promoción del vetiver durante el período Mayo - Diciembre 1997.

Expedición a Achaguas (Llanos de Apure)

En Junio, se realizó un viaje de tres días a Achaguas, una población del Estado Apure, ubicada a unos 500 km de distancia de Maracay, cerca de la frontera con Colombia. Según estimaciones, de acuerdo a conversaciones con algunos de los residentes de mayor edad quienes reseñaron que el vetiver era conocido en la zona desde que eran unos niños, el vetiver se introdujo en el área desde hace más de 60 años. Una explicación probable es que llegó a Achaguas a través del Río Orinoco desde la isla de Trinidad. El vetiver se encuentra en macollas de medianas a grandes alrededor de antiguas viviendas y caseríos. Históricamente, las hojas han servido para elaborar techos (las hojas de palma no son disponibles en esta zona) y para construir las paredes de bahareque (mezcla de tallos y hojas recortados con material de suelo arcilloso). El vetiver fue y es usado con fines medicinales. Hoy en día el uso del vetiver se ha reducido, pero durante la visita se le sugirió a agrónomos y técnicos de los hatos (fincas ganaderas de los llanos) que probaran el uso del vetiver para proteger la cresta y paredes de los diques (módulos) usados para regular la inundación de las sabanas y retener humedad durante la época de sequía, así como vía de acceso durante el invierno. Se decidió que Achaguas está localizada a una distancia muy lejana como para servir de fuente de material vegetativo con fines de establecimiento de barreras, pero si como fuente de semilla para iniciar los viveros en el área de influencia del proyecto (ver Foto 5).

Promoción de viveros y distribución de material para la siembra

Tres agricultores están colaborando con la Sociedad Conservacionista Aragua para establecer viveros de propagación. En Noviembre, se trajo material de Achaguas para suplir a los agricultores con material con que iniciar los viveros. Adicionalmente, hay unos pequeños viveros localizados en la sede de la SCA y en la casa del Dr. Rodríguez que pueden proveer pequeñas cantidades de material para la siembra para aquellos interesados en iniciar sus propios viveros.

Se han distribuido plantas a varias ONGs e individuos interesados, así como a los participantes de los talleres. Unas 200 cepas fueron entregadas a PALMAVEN, una filial de la compañía petrolera venezolana (PDV), la cual provee asistencia técnica a los agricultores y realiza servicios de asesoría ambiental.

Talleres

Se realizaron tres talleres, uno en Julio, otro en Noviembre y el último en Diciembre. Estos tienen una duración aproximada de cuatro horas y dan un panorama general de la tecnología del vetiver, como se aplica, así como información sobre sus otras aplicaciones ambientales y usos utilitarios. Una introducción sobre la degradación de tierras y la conservación de los suelos es utilizada para justificar la necesidad del uso del vetiver y otras tecnologías para controlar o mitigar los procesos de degradación. El uso de ayudas audiovisuales como transparencias y diapositivas, así como el vídeo sobre el vetiver son utilizadas durante las presentaciones.

El primer taller se llevó a cabo en la sede de FUNDACITE ARAGUA (La Fundación del Estado Aragua para la Ciencia y la Tecnología) donde se invitó a representantes de diferentes organizaciones gubernamentales y no gubernamentales relacionadas con la agricultura o el ambiente. Otro de los talleres se realizó en la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela donde participaron principalmente estudiantes y algunos representantes de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. El último de los talleres se dictó en el marco del IV Congreso Interamericano sobre el Medio Ambiente que se desarrolló en la Universidad Simón Bolívar, en Caracas, a principios de Diciembre de 1997.

Materiales impresos y visuales

El proyecto ha publicado el boletín técnico No. 19 de la SCA (35 páginas) el cual fue dedicado a la tecnología del vetiver y que ha sido usado como material de apoyo en los talleres y como instrumento de promoción para el uso del vetiver. También se han publicado unos trípticos con información general del proyecto, se han reproducido artículos extraídos del "Boletín Vetiver" y se han distribuido copias del libro verde sobre vetiver. Se han preparado diapositivas, fotografías y transparencias para las presentaciones en los talleres, exposiciones, ilustración de los materiales impresos y como registro de las actividades del proyecto. Adicionalmente, una selección de fotografías se han almacenado en formato digital en CD-ROM para uso con el computador. El proyecto sobre vetiver ha sido publicitado y reportado a través de la página semanal de la SCA en el diario local El Aragüeño. En la biblioteca de la SCA se mantiene una colección de referencias sobre vetiver para consulta de los interesados.

Exposición EUREKA´97

EUREKA es una organización sin fines de lucro que promueve la innovación y creatividad tecnológica y el desarrollo institucional. En la exposición del año ‘97 a finales de Noviembre, fueron premiados la SCA con la medalla de oro y el diploma de honor y el Dr. Oscar Rodríguez con el gran premio EUREKA´97 a la investigación patrocinado por General Motors de Venezuela, por sus trabajos con por sus trabajos con vetiver como tecnología para la protección ambiental.

Trabajo de campo y parcelas demostrativas

Desafortunadamente, una estación lluviosa irregular en 1997 y la falta de material para el establecimiento de barreras han generado retrasos para haber avanzado más en la implementación de las parcelas demostrativas. A pesar de los retrasos, en el lugar donde se desarrolla una construcción privada a la orilla de una autopista en la ciudad de Caracas se han plantado más de 50.000 plantas en el talud y se ha establecido un vivero para el consumo de la obra, el cual sirve de referencia al hablar de las aplicaciones de vetiver para la estabilización de taludes.


Barreras de gramíneas en el cultivo de yuca en laderas: Patrones de enraizamiento y dinámicas del crecimiento de las raíces

Por K. Tscherning, D.E. Leihner, T.H. Hilger, K.M. Müller-Sämann, y M.A. El Sharkawy. Resumen de un artículo publicado en íngles en: Field Crops Research, 43 (1995), 131-140.

Barreras vivas de gramíneas pueden controlar efectivamente la erosión de suelo en laderas pero hay poco conocimiento sobre competencia entre barreras y cultivos. Por eso se llevaron a cabo estudios para describir patrones de enraizamiento y la distribución espacial de raíces de yuca y algunas gramineas usadas como barreras vivas. Además se examinó la dinámica del crecimiento de las raíces con el tiempo. La investigación en el campo se realizó en Santander de Quilichao, Colombia en un suelo del tipo typic Dystropept con una precipitación anual media de 1799mm.

Barreras de 20 m de largo de vetiver (Vetiveria zizanioides [L.] Nash), limoncillo (Cymbopogon citratus [DC. Ex Nees] Stapf) y pasto Guatemala (Tripsacum andersonii J.R. Gray) fueron sembradas en una pendiente de 13%. En ambos lados de la barrera se sembró una hilera de yuca. Fosas de observación fueron excavadas en las parcelas de yuca-pasto y se colocaron laminas acrílicas apegadas a los lados expuestos. Estas fosas permitían trazar periódicamente las raíces. La longitud de las raíces se registró hasta 0.8 m de profundidad y 1.2 m (ancho).

Debido al crecimiento vertical y su bajo crecimiento lateral, las raíces de vetiver pocas veces se mezclaban con las raíces de yuca, significando esto una exploración del suelo casi enteramente separada de las dos plantas. En contraste, la dispersión profusa vertical y horizontal del pasto Guatemala indicaban una mutua exploración del volumen de suelo. El sistema yuca-citronella mostró un patrón de enraizamiento intermedio. Las raíces más largas por área expuesta de 0.2 por 1.2 m fueron observadas en yuca creciendo en ambos lados de la barrera de vetiver, incrementando de 6.0m en el segmento de 0-20 cm hasta 7.3 m en el segmento de 20-40 cm. En diferencia las raíces de yuca con pasto Guatemala diminuyeron de 5.4 m en el segmento de 0-20 cm a 3.6 m en el segmento de 20-40 cm. Las raíces de vetiver mostraron el crecimiento mas lento y continuo mientras las del pasto Guatemala el más rápido. Las longitudes finales de las raíces obtenidas del perfil entero expuesto fueron 7.0 m para vetiver, 16.0m para el pasto Guatemala y 17.0 m para citronella. El crecimiento inicial de las raíces de yuca fue muy lento, pero incrementó 25 - 28 semanas después de la siembra de la barrera cuando el crecimiento de las raíces de los pastos diminuyó debido al corte de las barreras. Las longitudes finales de las raíces de yuca obtenidas del perfil expuesto fueron de 17.0 m, 10.0 m y 10.0 m respectivamente con los tres pastos.

Las diferencias entre el los patrones de enraízamiento, las dinámicas de crecimiento y longitudes finales de las raíces sugieren que pueden haber ocurrido diferentes grados de interacción entre las raíces, con posibles consecuencias para la exploración del suelo y la absorción de agua y nutrientes.

(Resumen en español gracias al Dr. K.M. Müller-Sämann, CIAT, Calí-Colombia)


Estudio del comportamiento del vetiver (Vetiveria zizanioides, (L) Nash) en diferentes condiciones agroclimáticas y de manejo

Por Ing. Agr. Carlos Jesús Gomis S.; Universidad Central de Venezuela; Facultad de Agronomía; Instituto y Departamento de Agronomía; Maracay, Julio 1997.

Resumen

El vetiver se destaca como una planta útil en la protección ambiental. A través de un análisis comparativo se evaluó el comportamiento del vetiver (Vetiveria zizanioides [L] Nash) en tres zonas con distintas condiciones agroclimáticas (bosque húmedo montano bajo, bosque húmedo premontano y bosque seco tropical) y diferentes prácticas de manejo con el objeto de determinar el efecto de localidad en la multiplicación y establecimiento de esta planta, a los fines de promover la tecnología del vetiver como barrera viva, ya que estas representan una alternativa promisoria como práctica de conservación de suelos y aguas. En cada localidad se determinó la influencia de los tratamientos presiembra, poda, fertilización y número de renuevos sembrados, tomando en cuenta los indicadores agronómicos: altura de planta, diámetro de macolla, número de hijos, porcentaje de sobrevivencia y producción de biomasa en peso seco de raíces y follaje. El periodo de evaluación fue de 150 días. El análisis de los resultados evidencian que el factor localidad afecta significativamente el comportamiento del vetiver, resultando la condición de bosque seco tropical aquella donde se observó un mayor desarrollo de la planta según los indicadores evaluados, lo cual se interpreta como una ventaja para la obtención de mayor cantidad de material vegetativo para la propagación y en una reducción del espaciamiento requerido entre plantas para el establecimiento de barreras vivas funcionales. En las otras localidades se requeriría de mayor número de plantas o de tiempo para la producción de material de propagación y menor espaciamiento entre plantas al establecer barreras. De los tratamientos evaluados los más eficientes por determinar mayores rendimientos y mejor desarrollo de la planta fueron la interacción entre los factores fertilización presiembra y número de hijos sembrados no siendo determinante la poda (P). Por los resultados obtenidos las posibilidades reales de la implementación de barreras de vetiver resulta particularmente provechosa.

Tratamientos Empleados

Numero inicial de renuevos:

Seleccionado el material vegetal, fueron extraídas las macollas del terreno separando los renuevos en número de 1, 2 y 3. Posteriormente sus raíces se cortaron a 10 cm de largo y sus hojas a 20 cm.

resiembra:

Consistió en mantener sumergida en agua la porción radical de los esquejes por un período de 72 horas a fin de estimular su enraízamiento.

Fertilización:

Previo traslado de 1, 2 y 3 renuevos a las bolsas numeradas se le aplicaron 6 gr. por bolsa de fórmula 12-24-12 y un reabono con urea con la misma cantidad a los sesenta (60) días.

Poda:

La poda del follaje se realizó a los dos meses a 40 cm. de altura repitiendo esta práctica a los 120 días y a la misma altura con el fin de estimular la producción de nuevos hijos. A los 150 días se efectuó un repique en aquellas plantas que sobrepasaban los 40 cm. De cada poda se tomó el material cortado para análisis posteriores.

A fin de determinar la influencia de los tratamientos (factores) en los indicaddores agronómicos (variables) se llevaron a cabo pruebas de media:

Indicadores Agronómicos:

Altura de la planta

Diámetro de la macolla

Numero de hijos producidos

Producción de biomasa en peso seco de raíces y follajes

Porcentaje de sobrevivencia

 

Efecto de sitio

Los valores promedio de los indicadores agronómicos para cada una de las localidades, obtenidos mediante pruebas de Duncan, indican que para la localidad de Maracay (bosque seco tropical) los valores estuvieron por encima de los obtenidos en las otras localidades en todas las variables. Esto puede atribuirse a que esta zona presenta condiciones edafoclimáticas donde prevalecen temperaturas altas y suficiente precipitación y una mayor fertilidad natural del material de suelo asegurando una respuesta exitosa en cuanto a propagación y establecimiento de la planta. También hay que tomar en cuenta que esta zona es similar al lugar de origen del vetiver. Con respecto a las otras localidades Bajo Seco (bosque húmedo montano bajo) y El Laurel (bosque húmedo premontano) los valores promedios fueron cercanos debido a que en ambas zonas los limites generales de precipitación y evaporación están dentro de un mismo rango, sin embargo difieren en temperatura, pudiendo esta ser la causa de las variaciones en los indicadores. También las características del suelo difieren entre estas localidades, en cuanto a pH y conductividad eléctrica, aspecto que podría ser la causa de la diferencia notoria en el desarrollo de raíces en el caso de Bajo Seco.

Los valores promedio de la producción de raíces en las localidades estudiada, indican que en Maracay se obtuvo la mayor producción de biomasa de raíces. En Bajo Seco, a pesar de presentarse menor producción de follaje se obtuvo un rendimiento bastante importante en el crecimiento radical, razón por la cual el vetiver debe ser considerado en zonas con características similares, no sólo como barrera viva en lotes de cultivo sino para obras de tipo ingenieril como estabilización de taludes, recuperación de áreas marginales, etc.

 

Conclusiones

Con relación a los tratamientos e indicadores agronómicos :

La práctica de fertilización afecta de manera positiva la altura de la planta.

La sumersión del material vegetativo en agua por 72 horas previo a la siembra, (presiembra), la aplicación de fertilizantes y el usar dos hijos por punto de siembra influyen de manera positiva en la producción de hijos, en el diámetro de macolla y producción de biomasa de raíces y follaje.

Sembrar dos hijos por punto garantiza una mayor sobrevivencia

 

En relación al efecto de sitio:

La localidad afecta significativamente el comportamiento reproductivo del vetiver, no así la sobrevivencia en las condiciones del ensayo.

De las localidades estudiadas, Maracay (bosque seco tropical) es la más idónea para propagar y establecer el vetiver, sin descartar las otras para tal fin. En localidades similares a Maracay se tendría como una ventaja la obtención de mayor cantidad de material vegetativo para la propagación y en una reducción del espaciamiento requerido entre plantas para el establecimiento de barreras vivas funcionales.

 

De los resultados obtenidos se puede decir que:

El vetiver (Vetiveria zizanioides (L) Nash) puede propagarse y establecerse en zonas de bosque húmedo premontano, bosque húmedo montano bajo, y zonas de bosque seco tropical, siendo la mas ventajosa la zona de bosque seco tropical.


El Uso del pasto vetiver en la bio-ingeniería para el mantenimiento de las carreteras

Este artículo resume el uso específico del pasto vetiver como se presenta en la publicación "Bio-ingeniería para el mantenimiento efectivo de las carreteras" (por Clark, J. y J. Hellin. (1996) Bio-engineering for Effective Road Maintenance in the Caribbean. Chatham, U.K.: Natural Resources Institute). El libro (disponible solo en inglés) presenta instrucciones precisas (incluyendo diagramas y requerimientos específicos) para seis técnicas de bio-ingeniería básica que han probado ser útiles para la estabilización de las carreteras y su mantenimiento. Otro capitulo incluye antecedentes detallados de once (11) plantas encontradas comúnmente que han probado ser útiles para la bio-ingeniería y el control de la erosión del suelo. Contiene un capitulo sobre las especificaciones para la propagación exitosa de 5 tipos que se necesitan comúnmente de material plantable para aquellos que desean implementar técnicas de bio-ingeniería en el campo. Finalmente, hay una colección de estudios de caso de la región del Caribe, una lista de especies de plantas para propósitos de bio-ingeniería en la región del Caribe y una lista de publicaciones útiles y de contactos.

La bio-ingeniería utiliza los recursos mecánicos hidrológicos de una comunidad de plantas (pastos, arbustos y arboles) para cumplir con la función de ingeniería. La vegetación ayuda a incrementar la resistencia del suelo eliminar el estres, a proteger las superficies de suelo expuestas, de las capas erosionadas y a atrapar las partículas que resbalan por las pendientes. La inclusión de vegetación en los diseños de ingeniería ayuda a mejorar y proteger los laderas de las colinas, terraplenes y estructuras de los problemas asociados con la erosión y otros tipos de falla superficial de las pendientes.

La bio-ingeniería provee soluciones de costo efectivas en muchos aspectos ambientales asociados con el desarrollo de infraestructura y la erosión del suelo. Se podría pensar en un esquema que los ingenieros puedan usar para incrementar la efectividad de su trabajo tomando ventaja de los efectos benéficos de la vegetación en cualquier situación. La vegetación que se selecciona para una condición particular de un sitio bien establecida y plantada en densidad suficiente puede dar una protección efectiva a la superficie de una colina.

La bio-ingeniería es una herramienta útil para el mantenimiento de los caminos en la estabilización y mantenimiento de los declives. El uso de vegetación puede reducir la incidencia de la erosión del suelo y las fallas de los declives de menos de 0.3 m de profundidad y brinda una solución efectiva de costo a la administración de los linderos de los caminos. Por ejemplo, los deslaves producidos por la lluvia generalmente son fallas de los declives que se forman en materiales no consolidados como son los suelos y/o nichos rocosos muy inundados. Los bordes del terreno generalmente tienen una profundidad de ruptura de superficie de menos de 0.4 m, que es suficiente para que la bio-ingeniería sea efectiva en la rehabilitación y prevención de fallas futuras.

La bio-ingeniería ha probado ser efectiva en el control de la erosión del suelo y los movimientos de la subsuperficie. A menudo una estructura de bio-ingeniería tiene un costo-efectividad mayor que la estructura de ingeniería civil típica (inerte) usada como tal porque:

Si está bien establecida y manejada, la vegetación tendera a incrementar en un tiempo mas corto a medida que crece, mientras que una estructura inerte se hará débil, haciendo a la bio-ingeniería atractiva con el tiempo.

La bio-ingeniería utiliza el material local disponible tal como la vegetación y las rocas; esto no depende de impuestos de importación o encarecimiento por el cambio de divisas extranjeras.

La bio-ingeniería es deseada desde el punto de vista ambiental (generalmente).

En áreas con gran valor escénico, es visualmente menos intrusa que las estructuras de concreto.

La bio-ingeniería es una labor intensiva y por lo tanto ofrece oportunidades de empleos temporales para las comunidades locales y los contratistas a pequeña escala quienes trabajan con los esquemas agrícolas y de construcción rural.

Muchas de las especies usadas en la bio-ingeniería pueden beneficiar a las comunidades locales en términos de proveer carbón de madera, fruta y material para artesanías.

La vegetación desempeña numerosas funciones que ayudan a la protección del taludes. El vetiver específicamente puede jugar un papel en cada una de estas funciones:

Atrapar el material de erosión que le mueve hacia abajo en una pendiente, esta función es desempeñada por los tallos de la vegetación. El movimiento puede ocurrir como resultado de la gravedad o con la ayuda del agua. El pasto vetiver desempeña esta función atrapando muchas clases de diferente texturas; piedras grandes y pequeñas, gravas, arena, limos y arcillas.

Blindar el talud contra la erosión superficial tanto de la escorrentía como del salpique de la lluvia, dará que esto sea efectivo se requiere una cubrimiento continuo de vegetación baja. El vetiver ofrece una cubierta superficial densa de vegetación y una fronda baja.

Soportar una masa de suelo por medio de contrafuertes. Esto se puede lograr en una escala micro, por medio de una densa red de raíces propias de pasto que sostengan pequeñas cantidades de suelo superior. El pasto vetiver tiene un sistema de raíces extensivo, profundo, denso y fibroso con fuertes raíces que aumenta la fuerza de resistencia al corte del suelo.

 

Reforzar el suelo con la presencia de una red de raíces que incrementan la resistencia al corte del suelo o cizallamiento. El grado de refuerzo efectivo depende de la forma de las raíces y del tipo de suelo. El sistema fuerte y fibroso de las raíces del vetiver cumple con esta función.

 

Drenar el agua en exceso del talud. La configuración de la siembra de vegetación puede mejorar el drenaje de agua en exceso en un talud, evitando la saturación y el hundimiento de material, la vegetación también puede ayudar a reducir la presión del agua en los poros dentro del talud. Se pueden usar líneas de vetiver para dirigir y canalizar el agua alejándola del sitio y poder resistir el arrastre y aumentar la infiltración.

Técnicas

Las siguientes son algunas técnicas de bio-ingeniería básicas que han demostrado ser útiles en el mantenimiento de vías y que utilizan el pasto vetiver.

Minipresa de contención viva

Una minipresa de contención viva es una estructura porosa construida con plantas vivas y material de fácil consecución local y cuyo propósito principal es disminuir la pendiente efectiva para atrapar el sedimento que baja por la cárcava o arroyo rediciendo así la velocidad del agua. Estas estructuras funcionan generalmente para atrapar el sedimento que baja por la cárcava o arroyo, sostener el material de erosión depositado detrás de la presa de contención y reforzar el borde de la cárcava o arroyo.

Empedrado con vegetación

En el empedrado se utiliza una copa de rocas guijarros y pequeñas piedras para prevenir la erosión y la socavación. Esto puede ayudar a proteger el pie de un talud contra la erosión, la base de una cárcava contra la erosión descendente, la desembocadura de una alcantarilla contra la socavación y las bermas elevadas de la vía contra la erosión superficial local. Este método es utilizado cuando las rocas y piedras son de costo razonable y de fácil consecución.

Una vez puestas las piedras sobre la superficie que se va a proteger, los intersticios entre ellas se llenan con tierra y pasto. El vetiver debe plantarse a intervalos de 15 cm entre plantas asegurándose de que están sembradas lo suficientemente profundas como para que las raíces penetren en el material debajo de la base de las piedras.

Trampa de limo de la barrera de pasto

Una trampa de limo de la barrera de pasto provee una forma efectiva de que el material que baja por la pendiente no entre en el drenaje o salida de agua. Este método es útil por encima de los drenajes laterales y al rededor de la cárcava.

El vetiver debe plantarse paralelo al drenaje o borde de la vía en una fila doble con un esparcimiento de 15cm entre plantas, y 20cm entre hileras.

Control de la erosión superficial con pasto vetiver.

Una densa siembra de pasto vetiver a través de un talud ayuda a reforzar y proteger el talud del ulterior daño por erosión superficial o asentamiento superficial somero. El vetiver atrapa el material de erosión que se mueve hacia abajo, refuerza el talud hasta una profundidad de por lo menos 30cm. con una densa malla de raíces fibrosas, blinda la superficie del talud contra el impacto de la lluvia y previene el socavamiento al rededor de las estructuras de ingeniería. Sus usos de ingeniería incluyen la protección de los taludes laterales de la vía (rehabilitación de los taludes de corte derruidos y revegetación de taludes de relleno) y bermas en pavimentos elevados.

Se recomienda que el vetiver sea sembrado en pares de hileras acodadas con 15cm entre plantas adyacentes y 20cm entre hileras.

Muro de base de roca seca con vegetación

La construcción de un muro de base de roca seca por encima del borde de un drenaje de concreto se usa para fortalecer la base del talud y prevenir así la erosión y la socavación que puede conducir al gradual retiro del talud, y para crear una barrera de roca en la base del talud con el fin de atrapar los arrastres del talud antes de entrar al drenaje interior. Al construir el muro de piedra, se coloca parches de pasto en los intersticios entre las piedras, asegurándose de que las raíces del pasto estén puestas en el subsuelo.

Se puede conseguir copias del libro (disponibles solo en inglés) a un costo de £10,00. No hay ningún costo por copias individuales de esta publicación cuando se envía a establecimientos gubernamentales y educativas, instituciones investigativas y organizaciones sin animo de lucro que trabajen en países elegibles para ayuda del Gobierno Británico. Las copias gratuitas no pueden ser dirigidas a personas por su nombre sino sólo bajo sus títulos oficiales.


Vetiver en Sistemas de Café Orgánico

Por Marco Rojas, Escuela Agricultura Región Tropical Húmedad (EARTH), Guácimo, Costa Rica.

La creciente demanda de los consumidores por productos menos comprometedores para la salud, ha conducido hacia el establecimiento de sistemas de producción orgánica. El café no es la excepción, y el cambio radical que experimenta un sistema convencional para transformarse en un sistema orgánico se refleja en la merma del rendimiento del cultivo y por ende en las entradas económicas.

En un sistema de café orgánico, la conservación del suelo es indispensable para asegurar la permanencia de los nutrientes requeridos por la planta, así como también para lograr la existencia de los micro-organismos transformadores de la materia orgánica. Por otro lado, la permanencia de la fertilidad disminuye el uso de fertilizantes de origen químico los cuales son perjudiciales para la ecología del suelo y representan un costo muy elevado para el productor.

El café por ser una planta rústica, se adapta fácilmente a condiciones topográficas desfavorables para otros cultivos. No obstante, con un buen sistema de conservación de suelos, es posible producir en pendientes mayores de 60 ó 70%. Tradicionalmente, al café se le han realizado diversas prácticas con el fin de optimizar la producción. La característica principal es la utilización de una gran cantidad de insumos para el control de malezas, el control de plagas y enfermedades y también para suplir la nutrición de las plantas. Al eliminar la cobertura vegetal se desprotege el suelo contra los efectos de la erosión.

El uso del suelo libre de malezas obedece en ocasiones a factores culturales. Al agricultor le parece que un cultivo con malezas es una plantación "sucia". Otro factor que impulsa al productor a eliminar la cobertura de malezas, es la idea que tienen los recolectores de cosecha que asocian la abundancia de las malezas con la guarida óptima de las serpientes. Además, se encuentra el concepto tradicional de la competencia por espacio, luz y nutrientes, y por ser las malezas hospederos potenciales de plagas y enfermedades.

La característica principal de los terrenos de los productores son las pendientes pronunciadas que pueden estar por arriba del 35% en algunos sectores. En cuanto al manejo de suelos, en un sistema de café orgánico es necesario mantener una cubierta vegetal sobre el mismo para evitar pérdidas por erosión. Otra posibilidad importante consiste en la instalación de cubierta vegetal y la siembra de barreras vivas con plantas altamente efectivas.

En la elección del material a utilizar deben tomarse en cuenta factores como el desarrollo, la instalación, la resistencia a condiciones de sequía y la resistencia bajo condiciones de sombra. Dentro de las plantas más utilizadas se encuentran el zacate de limón, el Citronella y el vetiver.

Para efectos de durabilidad o permanencia de una barrera viva, el pasto más indicado es Vetiver (Vetiveria zizanioides). La instalación de una barrera de Vetiver no requiere de gran inversión económica ni de tiempo. Además, los resultados se pueden obtener en un corto plazo, pues Vetiver tiene la capacidad de formar macolla rápidamente. De la misma manera, el manejo o el mantenimiento de la barrera es una labor sencilla. Tomando como base la información del ingeniero Joel Peraza de Coopemontes de Oro a cerca del precio de vetiver, y la información suministrada por Roydi Alvarado de El Dos de Tilarán, si las plántulas se siembran a 10 centímetros de distancia y tomando en cuenta que el precio unitario de cada una está aproximadamente en ¢0.25 colones (254 colones/US$1), agregando además un valor de ¢350 colones (US$1.38) por cada hora de mano de obra, es posible asumir que la instalación de 100 metros de barrera puede generar un costo de ¢475 colones (US$1.87). No obstante, se debe destacar que no hay suficiente información a cerca de las diferencias en el precio del material vegetativo de vetiver y por otro lado deben tomarse en cuenta factores como el transporte del material que afectaría el monto de adquisición/instalación.

El vetiver es una planta perenne que puede alcanzar entre 1,5 y 2 metros de altura. Este se propaga vegetativamente por cepas o macollas y tiene la gran ventaja de soportar períodos prolongados de sequía. Además tolera la sombra a la cual es sometido en el sistema de café orgánico. Otra gran diferencia es el tiempo relativamente corto de crecimiento e instalación. Vetiver no precisa de aplicaciones de fertilizantes ni de control de algún tipo de enfermedad.

Coope El Dos R.L. de Tilarán y Coope Montes de Oro R.L. de Miramar de Puntarenas han adoptado el vetiver para los programas de conservación de suelos en café orgánico. Coope El Dos R.L. se dedica al procesamiento y exportación de café orgánico y cada vez hace un mayor énfasis en los productores proveedores a cerca de las ventajas del uso de vetiver en las plantaciones. Por su lado, Coope Montes de Oro se ha inclinado hacia el procesamiento de café ecológico y de la misma manera hace hincapié en sus productores sobre la necesidad de conservar el suelo. Por esta razón, dentro de las opciones propuestas para las prácticas de conservación, recién han incluido las barreras de vetiver.

Al instalar vetiver dentro de la finca de café orgánico, además de la protección que este brinda a los suelos, genera biomasa que puede ser utilizada como materia orgánica y cobertura muerta. De la misma forma las raíces pueden utilizarse para comercializarlas como fuente de extracción de esencias.

Una vez establecida la barrera, se va formando progresiva y naturalmente una terraza producto de la tierra arrastrada por la escorrentía. Además de lo anterior, las labores de mantenimiento son mínimas en cuanto a mano de obra, pues según Roydi Alvarado, para recortar 100 metros de barrera sólo ocupa un máximo de 45 minutos.

Para Lynda y Ernest Carmen, propietarios de la Finca Cristina ubicada en Paraíso de Cartago, vetiver es fundamental en cualquier sistema agrícola ya sea orgánico o no. Según ellos, el suelo es el principal patrimonio del finquero pues sobre este se desarrolla toda la actividad que genera el dividendo económico. Afirman que un suelo bien nutrido es una necesidad básica para asegurar el buen desarrollo del cultivo. Ellos consideran que el vetiver, debido a la profundidad a la cual se prolongan sus raíces, es capaz de extraer los nutrientes que se han lixiviado hacia el subsuelo y ponerlos nuevamente a disposición de las plantas mediante la producción de materia orgánica.

De acuerdo con el ingeniero Erick Villalobos de la cooperativa Coope El Dos de Tilarán; el interés por el uso de vetiver en este sector ha ido en aumento. La principal limitante es el acceso al material vegetativo y esto es porque en la mayoría de los casos la adquisición es gratuita y nadie se dedica a la venta del material por no considerarlo como una actividad económica atractiva. Coope El Dos cuenta con un vivero de vetiver no formal para proveer a los agricultores interesados en forma gratuita. A cambio indican algunas sugerencias en cuanto a la forma de instalación y el mantenimiento, y como el material suplido es limitado, hacen la recomendación de seguirlo propagando una vez que la barrera haya crecido suficientemente.

Coope El Dos R.L. mantiene dentro de sus normas y recomendaciones internas para producir café orgánico un aspecto específico para la conservación de suelos. En términos generales, se contempla el grado de inclinación de la pendiente; evitar aguas de escorrentía sobre todo si proviene de sistemas convencionales; no realizar raspas totales de malezas en el cafetal; y proteger la parte superior de los canales de desagüe con barreras vivas.

Otro factor por el cual vetiver funciona en un sistema de café orgánico es el hecho de no ser una especie de monocultivo, pues pasa a formar parte de la diversidad en conjunto con las diferentes especies utilizadas para suplir el cafetal de sombra y de cobertura.

Para Roydi Alvarado de El Dos de Tilarán, su preferencia por vetiver radica en que esta no es una planta invasora. Opina que, aun cuando el crecimiento disminuye bajo la sombra, vetiver cumple correctamente con la labor de retención de partículas. En cuanto a las labores de instalación, comenta que vetiver no exige una gran demanda de mano de obra y señala su experiencia de haber sembrado hasta 100 metros de barrera en una hora. Sólo ha fertilizado una vez las barreras pero considera que no es necesario y realiza dos podas anuales. Otra ventaja según él, es el logro de haber ahuyentado las taltuzas que causan graves daños a las raíces de los cultivos.

Don Sabino Montero es un ejemplo de los agricultores que pasaron del sistema convencional de café al sistema orgánico. Debido a que suministra la nutrición a las plantas por medio de bokashi y otros abonos orgánicos, precisa de barreras vivas que le aseguren una mayor permanencia de la fertilidad en el suelo. Ante tal necesidad plantó barreras de zacate limón y de vetiver. Las diferencias han sido significativas. A medida que ha incrementado la sombra, el zacate limón ha perdido su vigor y ya se notan unos claros dentro de las barreras por la muerte de las plantas. Vetiver por su parte, aunque ha crecido lentamente, mantiene su estructura sin ningún tipo de problemas.

La cooperativa Coope Montes De Oro R.L. ha iniciado el impulso por el uso de vetiver como barrera viva para conservación de suelos. Esta cooperativa se dedica más que todo a la compra y procesamiento de café ecológico, el cual difiere un tanto del café orgánico mas no en forma significativa.

La mayoría de sus proveedores se ubica en la denominada zona norte de Miramar donde las pendientes de los terrenos en algunos casos se encuentran entre el 40% y el 80%. Vetiver ha sido instalado en la parte superior de las acequias para que asuma funciones de retención, filtro y sostén.

En el uso de barreras vivas se deben analizar aquellas especies con una alta capacidad para evitar la erosión. En este punto, vetiver ofrece ventajas superiores por ser una planta de fácil crecimiento, por su tolerancia a períodos secos prolongados y por su resistencia a la sombra. Además, las labores de manejo son pocas si se brindan adecuadamente y las barreras persisten por un período prolongado.

En Costa Rica existe una ONG denominada Asociación Nacional de Agricultura Orgánica (ANAO). Dicha ONG ha operado durante mucho tiempo en la búsqueda de mejores oportunidades económicas para los productos orgánicos. En el caso particular del café, la certificación se realiza mediante el sello ECO-LOGICA.

En opinión del ingeniero Carlos Humberto González, vetiver es una planta compatible en cualquier actividad agrícola indiferentemente de si es orgánica o no. Sin embargo, por su capacidad de retención del suelo y su facilidad de manejo, es idónea en café orgánico por lo cual podría ser un factor dentro de las consideraciones de la certificación de un sistema orgánico.

En un sistema de café orgánico, la conservación de suelos es indispensable para mantener la actividad biológica, la fertilidad del suelo y la estructura del mismo. La erosión en estos terrenos se puede disminuir fácilmente a través de la instalación de barreras de vetiver asociadas con coberturas vegetales.

Diferente a otras especies; vetiver se adapta a las condiciones de sombra que prevalecen en los sistemas de café orgánico. A pesar de experimentar un crecimiento lento, vetiver logra tolerar hasta un 50% de sombra ofreciendo protección total a los suelos.

Desde el punto de vista económico, se debe evaluar la inversión que necesita la instalación y el manejo de un sistema de conservación de suelos. Vetiver es una opción viable en café orgánico, pues la demanda económica en la instalación de barreras es accesible. Por otro lado, los costos de mantenimiento no son representativos en comparación al resto de las actividades que se realizan en la finca y con respecto a los beneficios que ofrece.

En sistemas de café orgánico y en sistemas de café convencional, vetiver ejerce una función importante contra la erosión laminar. La formación de terrazas es un indicador del desempeño de vetiver como filtro y como sostén. Este aspecto se nota más cuando las pendientes son muy pronunciadas. El fomento para incrementar el uso de vetiver debe ir acompañado de información a cerca de las ventajas que esta planta ofrece. Debe hacerse énfasis tanto en la función de retención del suelo como en las facilidades de instalación y manejo. Otro aspecto favorable es que vetiver no es una planta invasora en los cultivos y por tal no se convierte en competencia para los mismos.

Dentro de las campañas de conservación de suelos es importante señalar la diferencia entre coberturas y barreras vivas. Ambos sistemas presentan una función diferente con un mismo fin. Las coberturas amortiguan el golpe de la lluvia mientras que las barreras vivas retienen el suelo arrastrado por el agua.


Conservación de suelo y agua en la agricultura de ladera

Por Brian G. Sims (Ing. Agr., Silsoe Instituto de Investigación [SRI], Inglaterra); Robert J. Walle (Ing. Agr., Suelos de Mañana, Gainesville, Florida, EEUU); Jim Ellis-Jones (Economista Agr., SRI); y Jofiel Jirón Estrada (Agrónomo, Escuela Agrícola Panamericana, Honduras). Este artículo es un resumen del artículo que fue presentado al MECA'96 - Facultad de Ingeniería Mecánica Agrícola, Universidad de Ciego de Avila, Cuba.

Introducción

En muchos países se encuentran agricultores dedicados a la explotación de laderas frágiles; los productores de ladera laboran al margen de la economía en un ambiente tanto frágil como hostil. El resultado ha sido un deterioro ambiental con la degradación de los terrenos agrícolas y una reducción en la fertilidad y productividad del suelo.

Como respuesta a ésta situación varias organizaciones de base (por ejemplo: Vecinos Mundiales [Bunch, 1982]) han actuado como catalizadores para estimular la ayuda mutua y desarrollo social en comunidades rurales. Una herramienta importante desarrollada en el transcurso de este esfuerzo ha sido el empleo de técnicas de producción agrícola de baja demanda de insumos externos y la conservación de recursos disponibles.

La presente ponencia describe el acercamiento y los resultados preliminares de un proyecto de investigación en practicas vegetativas de conservación de suelo y agua para pequeños productores de ladera. Forma parte de un esfuerzo creciente por identificar tecnologías apropiadas que los agricultores quieren adoptar para un mejor cuidado del suelo en ambientes frágiles de ladera.

Se inició la segunda fase del proyecto en el ciclo agrícola de 1994 y se esta investigando el rendimiento de barreras vivas y cultivos de cobertura en cuanto a su efecto sobre: parámetros físicos y químicos del suelo (movimiento, humedad, fertilidad, densidad); la incidencia de plagas, enfermedades y malezas); su rendimiento económico y potencial para adopción.

Se establecieron barreras de vetiver y king grass (Pennisetum purpureum x P. typhoides) en finca en cuatro localidades en los Deptos. de El Paraíso y Fco. Morazán, Honduras en pendientes entre 25% y 50%; precipitación entre 1.200 y 1.500 mm por año promedio; altura entre 1.250 y 1.550 m.s.n.m.

Evaluación económica

Una evaluación económica (Ellis-Jones y Sims, 1995) de las practicas de conservación de suelo y agua empleadas por pequeños productores en Honduras, México y Nicaragua concluyó que, para los agricultores, no es siempre rentable adoptar estas tecnologías. Si los costos de la medida de conservación recomendada son mayores a los beneficios realizados, es racional que los productores combatan la erosión de su suelo con otras medidas menos costosas. Las tecnologías que tienen bajos costos en términos tanto de efectivo como mano de obra tienen mayor probabilidad de rendir mayores retornos económicos y, por tanto, mayor potencial para su adopción.

Con Pennisetum y vetiver, los agricultores solían cavar acequias inmediatamente abajo de las barreras, por lo general después de la siembra del cultivo cuando hay una demanda relativamente baja de mano de obra. Varias agencias de extensión siguen recomendando la construcción de acequias en contorno, pero la mayoría de los agricultores deciden no adoptarlas.

Costos de establecimiento y mantenimiento de barreras vivas

Se calcularon los costos de establecimiento en base de los costos de mano de obra e insumos comprados (principalmente fertilizante) durante los primeros 12 meses. La mano de obra familiar ha sido valorizada a un costo de oportunidad de $US 1.2-1.5 por día (o hasta $US 2 cerca de pueblos). Esto representa el costo de alquilar mano de obra para trabajo agrícola, los demás insumos han sido costeados según el desembolso en efectivo.

Se basaron los costos de mantenimiento (actuales o de oportunidad) en la mano de obra empleada para deshierbe y poda después de un periodo de 12 meses de establecimiento. Se estimaron los costos según discusiones sostenidas con productores.

Análisis de margen bruto

Se han compilado márgenes brutos para un periodo de dos años comparando la situación con y sin barreras vivas. Los costos variables se han basado en el valor de insumos comprados y un costo de oportunidad de la mano de obra familiar y animales de tracción. Los rendimientos de maíz han sido valorizados según el valor al por menor para los granos de consumo familiar, y según el precio realizado para el maíz vendido. El Cuadro 5 muestra los márgenes brutos comparando Pennisetum (con acequias) y vetiver (sin acequias) en dos fincas colaborativas.

En ambos cases y en ambos años, los rendimientos, márgenes brutos y, por tanto, los ingresos netos se han incrementado con el empleo de barreras vivas. Esto ha resultado en incrementos en los retornos de mano de obra familiar, la productividad de la mano de obra y los retornos a efectivo invertido.

Análisis de presupuesto parcial

El Cuadro 6 muestra un análisis de presupuesto parcial que compara la situación con y sin barreras vivas.

 

Los costos de establecimiento han sido amortizados sobre cinco años con una tasa de interés de oportunidad (14%) aplicada a desembolsos en efectivo solamente

Terreno y productividad perdidos a las obras de conservación. La mayoría de los agricultores mantuvieron una distancia entre barreras de 7 m con cualquier pendiente. El ancho de las barreras es 0.5 m para vetiver y 1 m para Pennisetum. Esto da un largo total de 1429 m por hectárea y una perdida de 0.07 ha por ha para vetiver, 0.14 ha por ha para Pennisetum.

Valor del pastoreo de las barreras. La mayoría de los agricultores incorporan los residuos de sus cultivos cuando roturan sus parcelas después del pastorea por ganado. Algunos queman o sacan los residuos de sus parcelas. Otros acomodan el rastrojo para formar líneas entre las barreras dejando que se descomponga la materia orgánica in situ y formando nuevas líneas en diferentes lugares año tras año. Por medio de discusiones con agricultores, se determinó que solamente se considera que barreras de Pennisetum tienen algún valor para pastoreo. Incrementos en la aplicación de residuos probablemente resulten en mayores rendimientos en el futuro debido al aumento de materia orgánica en el suelo.

A pesar del valor limitado de vetiver como alimento animal, muchos agricultores lo prefieren. Es notable que no se están estableciendo barreras nuevas de Pennisetum y algunos agricultores están sacando su Pennisetum para reemplazarlo con vetiver. Su motivo principal es el crecimiento rápido (sobre todo de napier) que puede resultar en una invasión del terreno cultivado de hasta 2 m cada lado de la barrera. Su control podría requerir hasta 10 cortos por año. King grass es menos invasor y dos cortos podrían ser suficientes.

 

Incremento en el valor del terreno. A pesar de que el valor del terreno pueda subir en el futuro debido a las medidas de protección del suelo, ni esto ni un posible aumento de renta han sido incluidos. Actualmente se esta pagando una renta de $US 50 por hectárea si el terreno es protegido o no.

Los costos asociados con acequias cuando se asocian con Pennisetum exceden los beneficios en el primer año, por lo que no es una inversión atractiva. Sin embargo en el segundo año se da un beneficio significativo. Los beneficios para vetiver sin acequias son mayores que los costos en ambos años, lo cual lo hace una inversión atractiva desde un principio.

El análisis sobre este periodo de dos años confirma la viabilidad económica de las barreras vivas, a pesar de que el empleo de acequias no es atractivo a corto plazo. No obstante, el análisis presentado describe la situación de dos años y no necesariamente refleja la productividad a largo plazo. Por lo tanto se ha propuesto un análisis de costos y beneficios mas detallado sobre un periodo de 10 años.

Conclusiones

El proceso de formación natural de terrazas ha sido iniciado, puede ser medida y es visible a los agricultores.

El análisis químico del suelo ha empezado a mostrar una pérdida mayor de nutrientes y materia orgánica en las parcelas no protegidas. Pero han habido solamente cuatro mediciones y las diferencias no son significativas todavía.

Los rendimientos de cultivos son variables y son determinados por otros factores aparte de la erosión del suelo. Sin embargo el rendimiento será limitado conforme el suelo se degrada y sobrepasa un nivel critico, es decir que la erosión será el factor mas limitante con el tiempo.

El análisis económico demuestra que las barreras vivas pueden representar una inversión atractiva a corto plazo para los agricultores.

Referencias:

Bunch, R. 1982. Two ears of corn. Oklahoma city. Vecinos Mundiales. 250 p.

Ellis-Jones, H. y Sims, B.G. 1995. An apprisal of soil conseravation technolilgies on hillside farms in Honduras, Mexico and Ncaragua. Project Appraisal. (UK). 10(2):125-134


Producción de viveros en contenedores

La información en este articulo proviene de artículos publicados en la Carta de Información de vetiver y resumida por P.K. Yoon de Malasia y de las experiencias de la Oficina Real Tailandesa de Desarrollo de Proyectos.

El establecimiento de barreras de vetiver, vigorosas y saludables, en corto tiempo, pueden ser requeridas particularmente para áreas que son extremadamente susceptibles a la erosión. Esto es de gran importancia en climas tropicales donde fuertes lluvias estacionales pueden demoler barreras de bajos estándares que no están bien construidas. Ejemplos de esto pudiera ser el agricultor que ha construido una nueva casa en una pendiente pronunciada, nuevas brechas de caminos, canales principales de irrigación, bancos de prestamos de carreteras, hombros de puentes, alcantarillas, etc. En tales situaciones el material a plantar deberá de ser de buena calidad y las plantas necesitan iniciar su crecimiento inmediatamente después de plantadas. Para asegurar la sobrevivencia y el crecimiento inmediato se recomienda crecer vetiver en contenedores (tales como bolsas de polietileno) donde todo el contenido del contenedor será sembrado en el campo. De acuerdo con el Dr. Mahnot del Colegio de Tecnología e Ingeniería de Udaipur, India, en condiciones extremas de sequía las bolsas de polietileno crecieron plantas de vetiver con un 98% de sobrevivencia comparada con las plantas de vetiver a raíz desnuda que tuvieron un promedio de sobrevivencia del 17% cuando se plantaron en el campo con dos cepas por hoyo (Vetiver Newsletter de la Red Internacional, #12).

Las ventajas de la producción de vivero en contenedores son:

 

Primero, las plantas crecidas en contenedores son sembradas en el campo con un sistema de raíces bien desarrollado y poco perturbadas. Esto reduce considerablemente el tiempo de establecimiento (Recuerde que las raíces viejas no se regeneran ni tampoco forman raíces secundarias)

 

Segundo, el usar material crecida en contenedor es casi el equivalente a plantar inmediatamente una barrera de un año de edad comparado con restablecimiento por raíz desnuda. En efecto, la siembra a corta distancia de las plantas más grandes forma una barrera casi funcional dentro del tiempo que toma a las raíces penetrar el suelo y anclar la planta.

 

Tercero, bajo situaciones de alto estres, como por ejemplo, suelos muy pobres y friables con contenido bajo de nutrientes, erosión severa en múltiples direcciones y en condiciones climáticas difíciles, el uso de materiales de siembra crecidos en contenedores con sistemas radiculares vigorosos con suelo permitirán, una vez transplantadas, un establecimiento y un crecimiento temprano.

Finalmente, la producción en contenedores (como bolsas de polietileno) rara vez permite que la planta sea rechazada. La producción en el vivero debería ser cerca del 100%. Podría ser bastante económico para utilizar bajo circunstancias especiales que tengan que ver con la estabilización de costosas estructuras. El crecimiento de vetiver en contenedores en el vivero es más caro que crecer las plantas en viveros de campo donde las plantas son crecidas en el suelo y excavadas y plantadas a raíz desnuda. El incremento en el costo asociado con el crecimiento en el vivero pueden ser atribuidos a los costos de los materiales (contenedores, mano de obra, manejo, irrigación, etc.). Por esta razón, el uso de plantas en contenedores es mejor en situaciones cuando las inversiones o infraestructura de alto valor tiene que ser protegida.

Tamaño del contenedor

La mayoría de las investigaciones en relación al crecimiento de plantas de vetiver utilizando contenedores han sido hechas por el Dr. P.K. Yoon de Malasia. Dr. Yoon recomienda utilizar bolsas de polietileno (que es el contenedor más barato disponible) (0.05 mm de grueso) que midan 5" x 7" las cuales se ha encontrado que aseguran un mejor promedio de sobrevivencia y un establecimiento más rápido para los pastos. Bolsas más grandes (tales como 6" x 13", 7" x 15" y 8" x 12") se consideran muy grandes para uso practico, pero debe apuntarse que bolsas más grandes pueden producir más cantidad de nuevos retoños y las plantas pueden mantenerse por períodos de tiempo más largos en las bolsas si se necesitara.

Substrato del contenedor

El suelo utilizado en los contenedores debe tener buen drenaje. Una mezcla recomendada es suelo limoso, suelo arenoso y ceniza con una proporción de 1:2:1 o suelo arenoso y ceniza a una proporción de 2:1. Cualquier uso de materiales orgánicos tales como compost en el substrato es altamente recomendado para mejorar el drenaje, aumentar la capacidad para mantener humedad y disminuir el peso de las bolsas.

Preparación de cepas para sembrar en contenedores

Para producir barreras de calidad, materiales de siembra de alta calidad deberán utilizarse. Esto requiere el uso de cepas activas y maduras provenientes de viveros que no han florecido. Cepas viejas con formación de caña son lentas en su crecimiento; cepas que son muy jóvenes producen un bajo establecimiento.

En la preparación de cepas para plantar en bolsas de polietileno, las puntas deberían de cortarse alrededor de 20 cm y las raíces alrededor de 4-5 cm. En la plantación, no más que 2 cm de las puntas debe enterrarse. Generalmente los cepas debe ser trasplantadas en recipientes inmediatamente para evitar cualquier secado del material. En Tailandia se recomienda que después que la cepa ha sido cortada, las hojas exteriores deben quitarse pelándolas y limpiándolas con agua y la porción inferior empapada por un día en agua o en una mezcla de hormonas aceleradoras de crecimiento de raíces, tal como ácido húmico en una concentración de 100-150 ppm. Las cepas son apiladas juntas en la sombra y se cubren con sus hojas o periódicos, humedecidas profusamente, y dejadas por 3 a 5 días. Durante este tiempo las cepas y las raíces de vetiver comienzan a crecer, permitiendo ver cuales son las que más activamente están creciendo y por lo mismo tanto obtener la mejor elección para ser plantadas en recipientes.

El número de cepas plantadas en bolsas de polietileno debería variar de 1 a 3. La siembra de una cepa produce nuevas cepas sugiriendo que cepas jóvenes y activas son mejor utilizadas para obtener un crecimiento temprano. En lo que concierne al sistema radicular, las plantas que comenzaron con 3 cepas con 8 semanas de edad fácilmente se pueden sustituir por material de 12 semanas de edad que se comenzaron con 1 cepa. El uso de 5 cepas no es recomendado porque produce un número menor de cepas nuevas y es difícil conseguir 5 cepas en un grupo sin utilizar el material de otros grupos más maduros (recuerde que entre más viejo el material, el nuevo crecimiento producido es más lento).

Manejo de viveros

Para asegurar un buen crecimiento de las plantas, (particularmente el sistema radicular), Dr. Yoon usaba con buenos resultados una tableta de ‘Kokei’ (6 gm de 5-5-5-1 (Mg)) puesta en las bolsas de polietileno una semana después de plantadas.

Debido a que vetiver es sensitivo a la sombra, el arreglo de las bolsas es critico. Solamente dos bolsas deberían ser colocadas en filas de tres bolsas de ancho y con espaciamientos de 1 metro entre filas. Con más de tres bolsas por fila o menos de 1 metro entre filas, las plantas en el centro tendrán sombra lo que negativamente afectara su crecimiento. Así, en una área de 10 m2, (2m x 5m) un total de 240 bolsas del tamaño 5"x7" pueden caber.

Cualquier sistema de riego puede usarse en el vivero con contenedores. Lo que es importante es que todas las plantas se mantengan adecuadamente húmedas para optimizar su crecimiento y reproducción.

El Dr. Yoon sugiere una poda mensual a 40 cm para promover la formación de cepas.

Plantación en el campo de plantas en contenedor

Solamente plantas en contenedores con raíces regeneradas deberían usarse en proyectos de ingeniería. Las plantas en contenedores crecidas en un vivero a 4 meses (16 semanas) deberían tener un buen sistema radicular para transplantarlas y rápidamente se establecerán y producirán buenas barreras. La duración óptima parece ser acerca de 23 semanas, pero podría no ser económicamente satisfactorio mantener plantas por tanto tiempo en el vivero. Las plantas crecidas por 11 semanas y plantadas mostraron un crecimiento tempranero pero fueron menos vigorosas. Aunque en Tailandia se ha encontrado que después dos meses (8 semanas) las plantitas pueden sembrarse en los campos. Plantas viejas crecidas en viveros con recipientes y plantadas en barreras generalmente dan un crecimiento muy pobre porque aunque tienen un bien establecido sistema radicular, estas raíces están tan enrolladas en la bolsa que no se regeneran una vez que están plantadas en el campo. Además, entre más largo es el tiempo que se dejan las plantas en el contenedor, los costos aumentan debido al continuo cuidado asociado con el riego y el desmalezado.

Costos de producción

En una consultoría en Bangladesh en 1992, el Dr. Yoon estimó el costo de un sistema de viveros con bolsas de polietileno. Un plan para un vivero irrigado de 10 acres (4 ha) en Bangladesh mostró costos iniciales del vivero de US$3,000. El vivero se esperaba que produjera 1.3 millones de plantas anualmente en un ciclo de cuatro meses, p. ej. levantar y distribuir 3 cosechas de plantas/año. Esto proveería suficiente material de plantación para 195 km de barreras/año al plantarse a espaciamientos de 15 cm. Los costos recurrentes se cubrirían bajo la planta en bolsas de polietileno de US $0.05.

El efecto de substrato no convencional en el crecimiento de vetiver

El uso de bolsas de polietileno con buen suelo produce material de siembra de alta calidad. Sin embargo, a menos que las plantas en bolsas sean crecidas en el sitio, el transporte de este material de siembra tiende a ser muy caro. Otros materiales más livianos fueron probados, incluyendo aserrín, troncos vacíos de palmas, etc. con resultados no muy halagüeños. Hasta el momento, la espuma es el material no convencional más promisorio.

El sistema de espuma asegura un transporte y una distribución más fácil y barata en el campo además que produce un establecimiento más rápido y un subsecuente mejor crecimiento. Todo esto fue confirmado en las grandes plantaciones de cuatro pendientes en la autopista Este-Oeste, un proyecto del Departamento de Trabajos Públicos de Malasia. Los materiales de siembra fueron transportados desde el vivero central a los sitios en el campo sobre una distancia de 400 km; el transporte fue reducido en un 75% comparado con los materiales de siembra en bolsas de polietileno con substrato de suelo.


Vetiver para el control de erosión por inundaciones

Por Dr. Paul Truong, Departamento del Recursos Naturales el Queensland, Australia; Información del CD-ROM, 1998.

Aunque el sistema de vetiver está bien probado en más de 50 países del mundo para la conservación de suelos y aguas, son pocos los estudios sobre las características hidráulicas de las barreras de vetiver en términos cuantitativos. En los planicies del Darling Downs en Queensland, Australia y New South Wales se emplea una practica de "strip cropping" (siembra en fajas) para mitigar inundaciones y controlar erosión en tierras casi planas, sujetan a inundaciones profundas. Esta practica, de siembre en fajas, requiere que el productor deja más de 30% de su parcela ociosa, bajo rastrojos, durante la siembra.

Los autores quisieron probar la eficacia de barreras de vetiver par controlar y mitigar

los daños causados por las inundaciones. Ellos pensaba que si fuera posible reemplazar la siembra en fajar por un sistema con barreras de vetiver, sería posible ampliar el área bajo cultivos en un año por 30% y contar con un manejo mucho más sencillo y flexible de los cultivos.

Pruebas preliminares del laboratorio

Objetivos:

Estudiar las características hidráulicas de vetiver baja condiciones de inundaciones;

Desarrollar parámetros hidráulicos de barreras de vetiver para diseñar las pruebas del campo.

Resultado:

Las pruebas en el laboratorio mostraron que barreras de vetiver bien establecidas proveerían protección adecuada contra escurrimiento de aguas de inundaciones con un espacimiento de 90 m entre barreras en terrenos con pendientes entre 0.2% a 0.35% (baja condiciones como las del Darling Downs).

Pruebas del campo

Una prueba fue sembrado en 1993 y monitorado durante 4 años. Cinco barreras fueron establecidas, con 90 m entre ellas. La prueba ocupaba una parcela de 53 ha y estaba sujeta a las condiciones naturales de lluvias y inundaciones. Durante varias inundaciones relativamente grandes, las barreras controlaron bien la erosión con el diseño sugerido por la "ecuación" desarrollada en el laboratorio. En los casos donde el escurrimiento de los aguas de las inundaciones era unidimensional (sin turbulencia) y a 90º "perpendicular" de la barreras (como en el modelo del diseño) hubo poco o no hubo erosión entre las barreras.

En áreas donde las aguas del escurrimiento se concentraron y por eso eran turbulentos, habían perdidas de suelos por excavaciones causadas por las velocidades altas. Pero al mismo tiempo las barreras quitaron mucho de la energía del escurrimiento y la mayoría de los sedimentos que resultaron fueron capturados por la próxima barrera.

Fue exitosa la prueba con barreras de vetiver reducir los daños de los escurrimientos sobre los suelos y cultivos. También, por el éxito, se mostró que la ecuación desarrollada en el laboratorio es aplicable para el diseño del sistema de barreras en el campo.

Rendimientos y Humedad del Suelo

Durante los años secos, cuando hubo más competencia entre las barreras y el cultivo asociado para humedad; se observo un efecto sobre el rendimiento del cultivo asociado entre un metro de la barrera. Podría ser que otros factores eran responsables para los efectos observados, como: sombra, competencia para nutrientes, actividad microbio. Entender el fenómeno observada requiera más investigación. Pero, de todos modos, si el uso de las barreras permitiría la siembra de toda la parcela, en vez de dejar más de 30% ocioso, cualquier "perdida" sería inmediatamente compensado por la ampliación del área bajo cultivo. También, otros investigadores han reportado mejoras en los rendimientos globales con el uso de barreras de vetiver, o sea, que había una compensación de perdidas por la competencia por el impacto positivo de la conservación de suelos y aguas.

Conclusiones sobre este aspecto deberán esperar los resultados del programa del largo plazo de monitoreo de rendimientos y humedad del suelos.

Manejo de Sistema de Barreras de Vetiver

Los resultados presentados aquí carecen un enfoque del manejo de los sistemas de barreras en un sistema agronómico. Pero durante la vida del nuestro proyecto salieron varios factores importantes en cuanto a la conservación del suelo y la producción de cultivos.

Estos factores eran:

Pérdida de rendimiento en una banda hasta 2 m de ancho durante sequías, sugiriendo la necesidad de identificar una distancia óptima entre la barrera y el cultivo.

Sembrar barreras por mano no es rentable baja las condiciones económica en Queensland; extender a esta sistema requería mecanización de la propagación y establecimiento de barreras.

Mortalidad durante las etapas iniciales de establecimiento de las barreras resulta en brechas y debilidades en las barreras maduras. El efecto de concentrar las aguas del escurrimiento en estos puntos, resultando en excavaciones con perdidas del suelo por las excavaciones que resultan. Este mismo efecto sucede en los puntos donde terminan las barreras. Más atención a la calidad de la material de la siembra está sugerida como la solución a este problema.

La tendencia de atraer a ratoncitos u otras plagas es un problema real y potencial. Podando y quemando las barreras resolvería este problema.

La amplia potencial del sistema de barreras de vetiver en los planicies del Darling Downs fue bien mostrado por nuestro proyecto de investigación. Los problemas identificados por nuestro trabajo son bastante pequeños comparados con el impacto del sistema en cuanto a la disminución de erosión y aumentación en la producción. Los problemas identificados son pequeños y podrían estar resultos por el manejo; no había ni una indicación de problemas de tipos que podrían resultar en fracasos.